• ¡En oferta!
WATERPICK IRRIGADOR CLASICO WP-70
  • WATERPICK IRRIGADOR CLASICO WP-70

WATERPIK IRRIGADOR CLASICO WP-70

98,00 €
88,20 € 10% de descuento
Impuestos incluidos Envío: 24 a 72 horas

Modelo de mesa diseñado para ser utilizado por más de un usuario. Elimina de forma eficaz el biofilm oral (placa bacteriana) y mejora la salud gingival.

Cantidad
En stock

  • Valoraciones auditadas por Ekomi Valoraciones auditadas por Ekomi
  • Venta exclusivamente en España peninsular y Baleares.
Para la España Peninsular:  5 € hasta 24,99 €; 3€ entre 25,00 € y 44,99 €, y envío GRATUITO a partir de 45 €.
Para Baleares:  8 € hasta 34,99 €, 4 € entre 35,00 € y 74,99 €, y envío GRATUITO a partir de 75 €. Venta exclusivamente en España peninsular y Baleares. Para la España Peninsular: 5 € hasta 24,99 €; 3€ entre 25,00 € y 44,99 €, y envío GRATUITO a partir de 45 €. Para Baleares: 8 € hasta 34,99 €, 4 € entre 35,00 € y 74,99 €, y envío GRATUITO a partir de 75 €.
  • 14 días naturales para devoluciones. 14 días naturales para devoluciones.

El modelo Clásico WP-70 es un irrigador de mesa que funciona cuando está conectado a la corriente y su cepillo está conectado a la base. El depósito transparente tiene capacidad para 1000 ml. El control de la presión se puede ajustar en 6 posiciones distintas y su diseño es compacto y fácil de transportar.

El irrigador bucal Waterpik® Clásico WP-70 está indicado para todas las personas que quieran obtener una limpieza en profundidad, ya que se consigue llegar donde otros aparatos de limpieza no pueden.

Además, también está indicado en portadores de ortodoncia, implantes o coronas, así como en personas con necesidades concretas como diabéticos o personas con enfermedad periodontal.

Utilizar el irrigador bucal Waterpik® después del cepillado, especialmente por la noche. 
Seguir las siguientes instrucciones:
 
  • Seleccionar un nivel bajo de presión (inicio).
  • Dirigir el chorro en un ángulo de 90 grados hacia sus encías.
  • No poner en marcha el irrigador hasta que la boquilla esté en la boca.
  • Cerrar levemente los labios para evitar salpicarse, pero permita que el agua fluya con libertad de la boca al lavamanos.
  • Inclinarse hacia el lavabo, y mantener el brazo en ángulo perpendicular al torso.
  • Regular la presión en función de sus necesidades.
  • Interrumpir flujo de agua o apagar el aparato antes de sacar la boquilla. 
  • Tirar líquido sobrante y dejar el depósito vacío (final).

 

 

341784.6